CONOCE TODO SOBRE LA DIABETES

Tatiana Sanmiguel Ballesteros
Comité de Comunicaciones
Asociación de Usuarios Sanitas

El aumento de la mortalidad de las personas contagiadas con coronavirus y con enfermedades de base (como la hipertensión, obesidad y diabetes), alertaron al mundo. En las personas diabéticas, se desarrolla una infección viral indefinida, muy difícil de tratar, debido a las fluctuaciones en los niveles de glicemia. Recordemos que la diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa (azúcar) de la sangre están muy altos y que se produce cuando el cuerpo no puede procesar todo el azúcar o glucosa que ingresa en el torrente sanguíneo.

Para las personas que viven con diabetes, el acceso a un tratamiento es necesario y urgente (lo que incluye la insulina) y es fundamental para su supervivencia.

Existen tres tipos principales de diabetes:

    • Diabetes tipo 2 o mellitus, es la más común y se manifiesta generalmente en adultos cuando el cuerpo no produce suficiente insulina o se vuelve resistente a ésta.
    • Diabetes tipo 1, también conocida como diabetes juvenil o diabetes insulinodependiente; es una afección crónica en la que el páncreas produce poca o ninguna insulina por sí mismo.
    • Diabetes gestacional, se presenta durante el embarazo.

La Organización Panamericana de la salud (OPS), estima que 62 millones de personas en las Américas viven con Diabetes Mellitus (DM) tipo2. Este número se ha triplicado en la Región desde 1980.
Los síntomas de la diabetes varían dependiendo de cuánto se eleve su nivel de azúcar en la sangre, algunos de estos síntomas son:

    • Sentirse muy sediento.
    • Orinar con más frecuencia de lo habitual, especialmente durante la noche.
    • Hambre extrema.
    • Pérdida de peso inexplicable y pérdida de masa muscular.
    • Presencia de cetonas en la orina (las cetonas son un subproducto de la descomposición de músculo y grasa que ocurre cuando no hay suficiente insulina disponible)
    • Fatiga
    • Irritabilidad
    • Visión borrosa
    • Úlceras de cicatrización lenta
    • Infecciones frecuentes, como en las encías o infecciones de la piel e infecciones vaginales

Algunas complicaciones de diabetes mal controlada pueden llevar a un ataque cardíaco, accidente cerebrovascular, ceguera, insuficiencia renal y amputación de las extremidades inferiores. Además, las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de presentar tuberculosis, especialmente aquellas con un control glucémico deficiente.

A pesar de los riesgos, muchas personas que tienen diabetes y no lo saben. Cambios en el estilo de vida pueden prevenir la aparición de la enfermedad. Además, se ha comprobado que la nutrición tiene un papel importante en el manejo de esta condición y pueden ayudar a las personas con diabetes a llevar una vida normal. Contar con un plan de alimentación saludable que incluya un alto contenido de nutrientes y bajo contenido de grasa y calorías, con alimentos claves como frutas, vegetales y granos integrales. También la actividad física puede ayudar a bajar de peso; bajar el azúcar en la sangre y aumentar la sensibilidad a la insulina, lo que ayuda a mantener el azúcar en la sangre dentro de un rango normal.

Es importante dormir bien, mantener una actitud positiva. El cuidado de la diabetes está bajo nuestro control manteniendo una vida activa y saludable.

Más información

https://medlineplus.gov/spanish/diabetes.html
https://www.asivamosensalud.org/indicadores/enfermedades-cronicas-no-transmisibles/tasa-de-mortalidad-por-diabetes-mellitus
https://www.colsanitas.com/programa-de-diabetes
https://www.glucerna.abbott/co/todo-sobre-la-diabetes.html?

Share This