Comité de Ética ¿Cuál es su importancia en el ámbito de la Salud?

La Doctora Giovanna De Silvestri Torres, Microbióloga de la Universidad de los Andes, Coordinadora Comité de Comunicaciones de la Asociación de Usuarios Sanitas y Miembro Suplente como Representante de la Comunidad en el CEI de Fundación Universitaria Sanitas, argumenta desde su experiencia cuál es la importancia de los Comités de Ética:

El Comité de Ética está conformado por un grupo interdisciplinario de profesionales, con carácter consultivo, que analiza y asesora sobre cuestiones éticas que surjan en el quehacer de las instituciones de salud. Como fin último contribuye a humanizar la atención y promueve la calidad asistencial además de fomentar la excelencia en el ejercicio profesional.

En el ámbito de la salud, existe el Comité de Ética de la Investigación y el Comité de Ética Asistencial o Clínico. El primero evalúa la rigurosidad y calidad de los proyectos de investigación, verificando su planteamiento metodológico y velando por la protección de los derechos de las personas involucradas en la investigación.

El segundo asiste y asesora a los pacientes y familiares en la toma de decisiones en las prácticas clínicas, ante las cuales se enfrentan durante su cuidado médico. Es considerado una forma de participación comunitaria en salud gracias al análisis profundo y pertinente de los dilemas éticos en los protocolos de atención. También, contribuyen a humanizar los servicios generando conciencia de valor hacia los pacientes y a sus familiares, aumentando la responsabilidad social empresarial.

Estos Comités intentarán resolver una serie de reflexiones frente a las situaciones que enfrentan los pacientes como sujetos de investigación y de los mismos investigadores cuando se plantea la relación costo-beneficio para la sociedad y la humanidad, del evento, técnica ó medicamento a estudiar. Siempre primará la necesidad de proteger la condición humana, no desconocer los derechos fundamentales y seguir firmemente las normas legales vigentes.

Para su composición, en los Comités de Ética generalmente se consideran profesionales de muchas áreas científicas, así como también abogados, epidemiólogos, farmaceutas y psicólogos, entre otros. Es importante que también participe al menos un representante de la comunidad, que especialmente reflejará el punto de vista de la población en general. Lo ideal es que las discusiones sean llevadas de tal manera que se proporcione un balance equilibrado entre el bien común y la investigación o la atención prestada, con el objetivo de reconocer y proteger la dignidad humana, los derechos de los pacientes, el bienestar general, el interés de la sociedad y de la ciencia.

La investigación en el campo de la salud es tan antigua como la necesidad de probar medicamentos naturales y comerciales y tan necesaria como la implementación de políticas públicas sobre el uso de productos que disminuyan el impacto económico de enfermedades de alto costo o mitiguen el efecto de endemias y epidemias. Esta siendo aplicada en poblaciones humanas en las fases tardías de diversos estudios, cuyos resultados y consecuencias impactan la sociedad en todos los rincones del mundo. Protocolos de investigación en ingeniería genética, de medicamentos de última generación contra el cáncer y virus mutantes o desconocidos y muchos intereses comerciales, día a día se presentan a la revisión, aprobación y supervisión de Comités de Ética en todo el mundo.

La primera intención de plantear una reglamentación específica que debían seguir estos estudios se basa en las conclusiones del Juicio de Nuremberg, que ocurrió en el año 1947, una vez terminada la segunda guerra mundial. En Nuremberg se concluyó que faltaba reglamentación específica para evitar los abusos sobre poblaciones vulnerables y para obtener información válida, suficiente y organizada de los experimentos que a futuro se iniciarían, así como una legislación que siempre cuidara del cumplimiento de los derechos de los pacientes, sean o no parte del estudio.

Aunque han sido revisadas las conclusiones del bien llamado CÓDIGO DE NUREMBERG, los puntos básicos se mantienen. Ratificado con el DECLARACIÓN DE HELSINKI en 1964 y enriquecido con los lineamientos del Consejo de Organizaciones Internacionales de las Ciencias Médicas (CIOMS) de 1982 y lo concluido en la Asamblea General de la ONU de 1966 donde se adoptó el Pacto Internaciones de los derechos Civiles y Políticos, dio pie a la creación de los primeros Comités de Ética.

Los puntos incluidos en el Código son:

  1. El consentimiento voluntario es absolutamente esencial.
  2. Debe prometer resultados beneficiosos para el bienestar de la sociedad que no podrían ser obtenidos de otra manera.
  3. Debe basarse en los datos de la experimentación animal previa y justificar su realización.
  4. Debe evitar todo sufrimiento o daño físico/mental innecesario.
  5. No se podrán realizar experimentos enlos que haya razones para creer que se puedan producir la muerte o daños incapacitantes graves.
  6. El riesgo nunca podrá exceder la importancia humanitaria del problema que el experimento pretende resolver.
  7. Deben tomarse medidas apropiadas para proteger al sujeto de las posibilidades -aún las más remotas- de lesión, incapacidad o muerte.
  8. Deben ser realizados sólo por personas científicamente capacitadas.
  9. El sujeto será libre de terminarlo en cualquier momento.
  10. El investigador puede cancelarlo si tiene razones para creer que puede causar daño.

En Colombia, el INVIMA cumple la función gubernamental de evaluar los proyectos de investigación clínica en Colombia según la resolución 3823 de 1997. Con la Resolución 2378 de 2008 regula el funcionamiento de los Comités de Ética en el marco de la adopción de las “Buenas Prácticas Clínicas para las instituciones que conducen investigación con medicamentos en seres humanos”.

A la fecha, es patente la necesidad de fortalecer la recién creada red de Comités de Ética para favorecer el intercambio de información, para generar espacios de reflexión responsable dentro de la pluralidad, para observar las buenas prácticas y la integridad científica y para promover la excelencia y calidad en la atención en salud.

Para su conocimiento:

  • Los Comités de ética hospitalaria son muy importantes en cualquier entidad prestadora de salud, su función es garantizar el cumplimiento de los reglamentos internos de la institución, también que las actuaciones del personal de la salud cumplan con las normas de excelencia académica y científica, así como el cumplimiento de las normas nacionales e internacionales que permiten la discusión pluralista de los casos problemáticos

Pero, ¿qué son los Comité de ética hospitalaria? Según Jesús González Cajal son aquellos “grupos interdisciplinarios que se ocupan de la docencia, investigación y consulta, asociadas con los dilemas éticos que surgen durante la práctica de la medicina hospitalaria”. Por otro lado Jorge Iván Manrique Bacca los define como “Grupos de consenso que ayudan a resolver los conflictos de tipo valorativo generados durante la prestación de servicios de salud de mediana y alta tecnología”.

En conclusión los Comités de ética hospitalaria son cuerpos multidisciplinarios, que se desempeñan en las instituciones prestadoras de salud cuya función principal es la de asesorar, apoyar y formular recomendaciones sobre los aspectos éticos de casos presentados por el personal de la salud involucrado en la toma de decisiones clínicas.

 

  • Resolución 13437 de 1991 Por la cual se constituyen los comités de Etica Hospitalaria y se adoptan el Decálogo de los Derechos de los Pacientes.
Share This

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/sanitas/public_html/wp-includes/functions.php on line 4344